domingo, 23 de noviembre de 2014

EVIDENCIAS

Este es un breve análisis de las evidencias más relevantes y adecuadas en el ejercicio de la profesión docente:

1. Responsabilidades docentes. El docente incluye la información relacionada con sus tareas como profesor o profesora: asignaturas que imparte, tipo, curso o ciclo, titulación, etc., y cualquier otra responsabilidad como cargos académicos, comisiones, etc.
- La evidencia ideal sería un documento digital en el que se expusiera toda esa información.
- De mi materia se podrían añadir la experiencia y los cursos relacionados con las lenguas y la literatura recibidos.

2. Filosofía de enseñanza-aprendizaje. Se incluye la visión que el docente tiene de la manera de enseñar y también de la manera de aprender de sus alumnos.
- La evidencia ideal sería un fragmento de vídeo que ejemplifique eso.
- Ejemplos de actividades en las que se muestre a los alumnos trabajando las cinco destrezas básicas: leer, hablar, escuchar, escribir y conversar.

3. Metodología de enseñanza. De modo coherente con el punto anterior, el objetivo en esta parte es explicar claramente cómo actúa, es decir, qué enseña, cómo lo hace, cómo evalúa, etc. Se trata de poder obtener una visión lo más completa posible de todas las actividades relacionadas con el proceso de aprendizaje-enseñanza que pone en práctica.
- La evidencia ideal sería un documento digital en el que los propios alumnos  expliquen cada uno de los puntos y además, haya fragmentos de vídeo que lo ejemplifiquen. Nada que añadir en cuanto a mi materia.

4. Esfuerzos por mejorar mi enseñanza. El profesor refleja en este apartado las acciones que ha llevado a cabo por mejorar su enseñanza antes y a lo largo de la realización de lo programado. - Realizar una autoevaluación al final de cada trimestre y establecer un plan de mejora y ejercicios de coevaluación. Nada que añadir en cuanto a mi materia.

5. Resultados de mi práctica docente. Una evaluación del proceso de aprendizaje-enseñanza no puede olvidarse de los resultados, ya que, en definitiva, son los que dan sentido a todo aquello que los profesores realizamos. Es esta una tarea fundamental que demuestra el grado de profesionalidad del docente.
- La evidencia ideal sería un documento comparativo de los resultados obtenidos por trimestres y por cursos y el análisis de las causas y plan de mejora. Nada que añadir en cuanto a mi materia.

6. Balance y metas. Como el portafolios es un documento dinámico, no tendría sentido terminar simplemente con un balance global de lo conseguido y de los esfuerzos realizados, sino que es necesaria una perspectiva diacrónica que sitúe al profesional de la educación en un proceso de mejora permanente. De ahí que el portafolios docente muchas veces finalice con un balance personal relativo a un programa personal de formación y con el planteamiento de acciones de mejoras futuras a corto y a largo plazo.
-La evidencia ideal sería una memoria final de curso en la que se recoja el nivel de alcance de los objetivos propuestos y el análisis de las facilidades y dificultades que se han encontrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario